Fuente: LuisLeo Magazine

Julio Álvarez, Oswaldo González y Aleska Bossa iniciaron su pequeña oficina en Badalona en el 7 de febrero de 2016 en la que todos hacían todo. Cargar, limpiar, empaquetar, facturar, entregar y recoger en un pequeño vehículo de carga.

Tres años después, aquellas experiencias de los primeros días son un tema de conversación recurrente cada vez que se apertura una nueva sucursal de Euroenvío, una franquicia referente en el mercado de servicios de encomiendas, desde Europa hacia el mundo, con un distinguido sello venezolano y que lleva como lema nada más acertado que la frase: Acortamos Distancias.

Aleska y Oswaldo arribaron a Barcelona trayendo consigo conocimientos de logística  internacional fuera de España, porque en 10 años residiendo en Estados Unidos, convivieron con el gran auge de los couriers que enviaban a Venezuela desde Miami.  

En Cataluña contactaron a su socio Julio, quien tenía más de una década residiendo allí, por lo que fusionaron sus experiencias como migrantes y el conocimiento de este sobre mercado español, creando así esta exitosa empresa.

Comenzaron a ofrecer los servicios de envíos aéreos a Venezuela con gran expectativa y de una vez la comunidad venezolana respondió con mucha receptividad al servicio. Con el auge del negocio decidieron ofrecer servicio de recogidas, no sólo en Barcelona sino también en el resto de España y la Unión Europea para mayor comodidad y alcance.

Para junio del 2017, ya contaban con 5 oficinas en España. A finales de ese año ampliaron el servicio ofreciendo los envíos marítimos a Venezuela y desde mayo del 2018 empezaron con cargas aéreas desde Caracas y Maracaibo a toda la Unión Europea, entendiendo que cada vez son más los que emigran.

Toda esa plataforma les ha permitido construir una red de más de 20 oficinas entre la Unión Europea y Venezuela, que ofrecer envíos, puerta a puerta, en las manos del destinatario, hacia destinos como Chile, Ecuador, Panamá, República Dominicana, Estados Unidos, Colombia en América y toda Europa.

Todos sus envíos viajan asegurados a un 100%

En España las ciudades que cuentan con una oficina de Euroenvío son Sevilla, Alicante, Madrid, Donosti, Coruña, Vigo y Ourense, además de Tenerife y La Palma de Gran Canaria. En Italia despachan desde Milano, mientras que en Venezuela se ubican en Caracas y Maracaibo.

Considera que la llegada de la competencia los ha beneficiado  porque los clientes tienen la forma de constatar la diferencia y calidad de servicio entre todas las empresas del mercado. Con todo eso, su cartera de clientes aumenta mes a mes.

“El valor agregado que tenemos en nuestro servicio y la atención personalizada en cada una de las tiendas. Le damos especial dedicación al resguardo de cada paquete enviado para que llegue a su destino en las mismas condiciones de recibido porque todos sus envíos viajan asegurados a un 100% en caso de una pérdida o extravío”, explica.

Bossa agrega que disponen de un sistema de seguimiento de su paquete a través de la web euroenvio.com; o llamando a su call center. Allí se supervisa todo el proceso.

“En la relación calidad – precio no hay quien nos iguale. Y en los tiempos de entrega son de los más rápidos del mercado. La confianza la ganamos cuando a los clientes les llega sus cajas en perfecto estado. Cuando hay algún incidente, porque las hay, respondemos por el 100% del valor asegurado”, sentencia.

 

Organizados

Julio Álvarez es el presidente de la empresa, Oswaldo González el director general y Aleska Bossa dirige el marketing. Aparte cuentan con departamentos de logísticas, importaciones, aduana, distribución,almacén y atención al cliente tanto en España como en Venezuela.

Como estrategia se ubican cerca de las estaciones de metro o trenes para estar cerca del acceso a las personas.

El paso más avanzado que han dado estos empresarios ha sido la expansión hacia una red de tiendas que nació de forma espontánea, pero con una organización bajo la manga.

“No habíamos pensado  nunca en la idea de franquicias o agentes autorizados. Fue la receptividad de los clientes lo que nos hizo ver esta posibilidad. Iniciamos un proceso de creación de manuales de marca, de equipo de marketing corporativo, asesoría legal para los contratos y más”, comenta Oswaldo González.

Los requisitos para los agentes autorizados son sencillos, aunque para las franquicias toman en cuenta otros factores como la cantidad de población venezolana y latina de de la zona a establecer el local, fácil acceso en transporte público y un vehículo para las recogidas, entre otros detalles.

“Todos los franquiciados han sido clientes, prácticamente, desde nuestros inicios con los cuales ya teníamos una relación comercial muy cercana, o en otros casos,son amistades que al igual que nosotros querían emigrar con una idea emprendedora y les tendimos la mano al ser parte de nuestro equipo”, señala Julio Álvarez.